La otra epidemia: personal de salud, víctima constante de agresiones y discriminación

Siguenos y dale Like:

Médicos y personal de salud que atienden la pandemia han exhortado a las autoridades estatales a que garanticen la seguridad de los trabajadores de la salud

Foto, Michoacán Informativo.
 

Arturo Molina / La Voz de Michoacán

Morelia, Michoacán. A 4 meses de que iniciaron los esfuerzos de miles de trabajadores de la salud para la contención de la pandemia por el COVID-19, las agresiones y otros actos de violencia se siguen materializando en Michoacán. En el periodo comprendido de abril a julio, ya suman 2 agresiones en contra del personal de salud y una cantidad no documentada de actos de discriminación.

Al inicio de esta semana trascendió uno de los casos más lamentables, en el municipio de Paracho, agresión que por su naturaleza alcanzó rápidamente los reflectores nacionales e internacionales. Un médico radicado en esta municipalidad fue agredido por un grupo de comuneros y por seguridad tuvo que escapar junto a su familia de la comunidad en donde durante años prestó servicios médicos.

Al respecto, la Fiscalía General del Estado de Michoacán anunció que se inició una carpeta de investigación para dar con los responsables de la agresión al personal de salud. En este caso trascendió que la familia tuvo que salir del municipio debido a que, por la tarde de este lunes, el médico atendió a una persona con problemas respiratorios, a quien le aplicó una inyección y horas después reportaron su muerte, creyendo que la causa había sido el medicamento aplicado.

La tensión se mantiene en la región purépecha, en donde médicos y personal de salud que atienden la contingencia han exhortado a las autoridades estatales a que garanticen la seguridad de los trabajadores de la salud.

No es el primer caso que se registra en Michoacán durante la contingencia. Durante el mes de abril, justo en el periodo que comprendió el confinamiento obligatorio implementado por el gobierno de Michoacán, el municipio de Yurécuaro fue sede de lo que fue la primera agresión en contra del personal de salud del estado.

Una nutrióloga circulaba a bordo de una motocicleta sobre el cruce de las calles Guerrero y Carpio de dicha demarcación cuando fue agredida con una piedra por un hombre que huyó en un vehículo. El aún prófugo de la justicia acusó a la trabajadora del sector salud de los contagios que comenzaban a registrarse en la región del Bajío.

Derivado de la agresión anterior, la dirección de Seguridad Pública de Yurécuaro tuvo que tomar cartas en el asunto y proteger la unidad médica y la Clínica del Instituto Mexicano del Seguro Social para evitar que se presentaran más agresiones de esta naturaleza en contra de los trabajadores.

Siguenos y dale Like:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *