Guerra entre cárteles desplaza a familias enteras en El Aguaje; dejan todo para salvar la vida

Siguenos y dale Like:

Las balaceras han sido constantes en sitios como El Aguaje, lo que ha obligado a muchas familias a pedir asilo en ciudades como Apatzingán

 

IMÁGENES SENSIBLES

Arturo Molina / La Voz de Michoacán

Morelia, Michoacán. Por la ola de violencia que ha estado azotando a la región, se agudiza el éxodo de familias en la región de Tierra Caliente, donde en los últimos días se han registrado enfrentamientos armados. Muchos habitantes siguen huyendo de El Aguaje, en el municipio de Aguililla, donde desde hace un año la violencia no se aleja de esta comunidad, cercana a la tierra de Nemesio Oseguera, El Mencho, líder del Cártel Jalisco Nueva Generación.

Los videos difundidos por testigos, familias afectadas y hasta por integrantes de células delincuenciales revelan la magnitud de la violencia que se vive en la región. Las constantes balaceras han dejado cicatrices en muchas de las viviendas de esta comunidad con orificios de bala en las fachadas.

El fin de semana pasado, elementos de la Guardia Nacional y la Secretaría de la Defensa Nacional se enfrentaron con células delictivas durante varias horas en la misma comunidad de El Aguaje. A raíz de la refriega, trascendió a través de medios de comunicación la muerte de 5 personas. Tras el acto, medios nacionales volvieron a señalar el éxodo de la región como una condición que impera desde hace meses.

Pobladores de dicha comunidad reportaron que al interior de viviendas que se han usado como fortalezas para los combates hay hasta 7 personas muertas por efecto de los impactos de bala. Las fotografías revelan fachadas casi deshechas por el poder de las armas de fuego.

Desde octubre de 2019 la constante es de enfrentamientos; la incursión y presencia del cartel hegemónico del estado de Jalisco en pugna con los grupos delictivos del estado de Michoacán han superado las capacidades de contención de la violencia de autoridades municipales, estatales y federales en esta zona de Tierra Caliente.

Al respecto, el padre Gregorio López Gerónimo, mejor conocido como el Padre Goyo, refirió que previo a que fuera suspendido de sus funciones como párroco en el municipio de Apatzingán, recibió hasta 20 familias que llegaron de Aguililla.  Reconoció que por la cantidad de personas únicamente se pudo dar alojo a poco más de 10 grupos de personas en la parroquia que hasta esta semana estaba bajo su cargo.

En entrevista con medios locales, el Padre Goyo aseguró que el narcotráfico y el crimen organizado es una de las principales causas de la violencia y que ha sacado a cientos de personas de sus hogares para salvaguardarse.

“Este sábado pasado me buscaron 20 familias que estaban en una glorieta y que ocupaban asilo político, asilo seguro, y pedimos apoyo. Yo les pude dar apoyo a 10, hablé con algunos padres y ninguna parroquia quería dar asilo. Venían de El Aguaje, me traje a 10 familias y dimos seguridad y hospedaje nada más”, explicó el activista de la región de Tierra  Caliente.

Asimismo, la población de Apatzingán ha abierto sus puertas incluso a las familias de El Aguaje. En redes sociales se leen mensajes de solidaridad y disposición a dar cobijo a quienes en la huida lo han perdido todo. “Si alguien de El Aguaje ocupa dónde quedarse en Apatzingán, mándenme mensaje, tengo 3 cuartos disponibles y no se les cobrará”, reza la publicación de una mujer en grupos de redes sociales de Apatzingán.

La Comisión Estatal de los Derechos Humanos señala no tener reporte alguno sobre la condición que ha llevado a que familias enteras abandonen la zona y busquen resguardo en municipios cercanos.

En el caso de la Secretaría de Seguridad Pública (SSP), la dependencia estatal únicamente ha referido que se encuentra un operativo permanente en la región desde los últimos meses. No obstante, durante los enfrentamientos de la Guardia Nacional con las células delictivas, aclararon no tener reportes de la situación.

En la historia reciente de Michoacán, El Aguaje se volvió a colocar en la agenda mediática por los actos de violencia el 14 de octubre de 2019.  Esa mañana de octubre, un convoy de la Policía Michoacán integrado por casi una treintena de elementos se trasladaba a dicha demarcación para cumplimentar una orden judicial, y un comando armado atacó a balazos a los elementos estatales.

El efecto de la emboscada fue devastador para la corporación policial. Un total de 14 elementos perdieron la vida y otros 7 quedaron gravemente heridos en lo que fue considerado como el peor atentado en la historia de la Policía Michoacán.

A partir de entonces comenzó una serie de enfrentamientos en la región que hasta mediados de este 2020 no han cesado. Tanto la región de Tierra Caliente como la Sierra Costa se han convertido en escenario de constantes combates que han dejado como daño colateral la afectación a la ciudadanía.

Cabe recordar que Aguilla se colocó en la escena nacional en pleno 2006, al inicio de la guerra contra el narco en Michoacán, cuando 6 elementos de la Policía Ministerial de Michoacán fueron emboscados y ejecutados cuando se dirigían a una diligencia en la comunidad de Dos Aguas, en dicha demarcación.

En ese contexto, trascendió que los elementos fueron emboscados por al menos seis pistoleros que les dispararon en más de 600 ocasiones con rifles AR-15, AK-47, HK-FAL 50 y pistolas 38 Súper. En ese contexto, el entonces procurador estatal, Juan Antonio Magaña de la Mora, informó sobre la presencia de grupos delincuenciales.

Siguenos y dale Like:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *