Contingencia apaga denuncias de discriminación: bajan 80% quejas ante Coepred

Siguenos y dale Like:

En los últimos 40 días el organismo que tiene como objetivo prevenir, sancionar y atender la discriminación en todo el estado ha recibido solo 2 denuncias, lo cual es preocupante, señaló su titular.

Foto: Agencias.
 

Arturo Molina / La Voz de Michoacán

Morelia, Michoacán. La actual crisis sanitaria ha impactado negativamente en la cultura de la denuncia por discriminación en el estado de Michoacán. En los últimos 40 días, desde que inició la contingencia, la cantidad de denuncias que recibió el Consejo Estatal para Prevenir la Discriminación (Coepred) se redujo hasta en 80 por ciento y sigue bajando.

En números brutos lo anterior representa únicamente 2 denuncias presentadas ante el organismo estatal que tiene como objetivo prevenir, sancionar y atender los temas de discriminación en todo el estado.

En entrevista para La Voz de Michoacán, Alberto Ramírez, presidente del Coepred Michoacán, manifestó su preocupación en torno a la situación. La dependencia se mantiene operativa en todo momento y se han buscado nuevos mecanismos para que los ciudadanos puedan acudir a presentar quejas o a solicitar asesorías.

Queja virtual está habilitada

El titular de la Copered destacó que desde este año los portales oficiales permiten presentar quejas ciudadanas por los distintos tipos de discriminación de que son víctimas miles de personas todos los días. Por lo anterior, llamó a la ciudadanía a mantenerse debidamente informada.

“Estamos trabajando sin aglomerarnos en las oficinas, sólo lo básico para atender lo elemental. Con la contingencia, con las quejas y que las personas no pueden asistir se ha sentido la disminución. Estamos hablando de hasta un 80 por ciento en lo que va de la contingencia, en que sólo hemos recibido 2 quejas. Hemos implementado quejas digitales que hemos publicado en redes sociales y también la queja telefónica. Vamos a tener otro de chat para tener quejas y atender a la gente y facilitarles el acceso a los servicios de consejo”, aclaró.

La crisis sanitaria ha abierto la posibilidad de nuevas formas de discriminación, al menos en el contexto actual.

Destacó que las personas que sufren, padecieron o que tienen familiares que han enfermado de COVID19 son propensos a sufrir actos de discriminación tanto por la sociedad en general como por los servicios gubernamentales.

Hasta el momento no se han detectado casos en concreto, no obstante que se teme que la misma condición de algidez de la crisis sanitaria y la falta de movilidad de la población esté ocultando actos que violentan los derechos humanos de miles de personas en todo el estado de Michoacán.

El transporte público es uno de los puntos que más preocupa en cuanto a la discriminación al sector de trabajadores de salud pública. En distintas ciudades del país se han dado casos en donde se restringe a los trabajadores médicos, enfermeras y auxiliares de hospitales abordar unidades.

Al respecto, el funcionario y especialista aseguró que urge que se tomen medidas de prevención, concientización e información sobre los canales de contagio que lleva el COVID-19 a nivel mundial para evitar que el pánico se convierta en agresiones y actos de discriminación tal como ya sucede en prácticamente todo el país.

“Lo que hemos conocido ha sido por las notas periodísticas, y derivado de eso hemos remitido exhortos en el transporte público, hay exhorto a la Cocotra para que apoyen implementando medidas en las rutas del transporte para que el servicio sea de respeto y de calidad, sobre todo al personal médico. En el caso de personas que hayan sido portadores del virus que no sean discriminados, si ya la libraron, ya están en condiciones como todos y es lo que hemos hecho”, señaló.

Se queja gente especial Por año llegan a ser cientos de quejas las que se interponen ante el consejo. Las personas discapacitadas son las que más presentan quejas en contra de los gobiernos, sobre todo contra los ayuntamientos y otras dependencias por actos que van desde la no inclusión en la obra pública hasta falta de servicios y de esquemas de movilidad.

Prácticamente todos los municipios están observados, principalmente porque las obras públicas que ejecutan no cuentan con condiciones para la atención de personas con discapacidad.

Muchos municipios han incurrido en la simulación a la hora de la ejecución de planes de desarrollo urbano. Desde rampas que topan con alguna pared, un poste y rampas con inclinaciones que ponen en riesgo la integridad física de las personas que utilizan una silla de ruedas.

Siguenos y dale Like:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *