A Cafetaleros le negaron el Ascenso en la mesa

Siguenos y dale Like:


Fotos: Archivo ESTO

El café se asocia con el placer, no hace falta probarlo, el goce sucede con oler su aroma, Félix Araujo lo sabe bien, tras retirarse del futbol se quedó a vivir en Chiapas, puso un negocio de mariscos, pero “también le entré al rubro cafetalero, esperemos que pasando la pandemia podamos arrancar”, dijo a ESTO.

El deleite que produce tostar o moler el café, contrasta con el episodio amargo que vivió Félix hace dos años. Cafetaleros, a pesar de ganar el ascenso en el campo, no subió a Primera División: “Perdón, estoy colgando con mi carnal Néstor, márcame”, nos escribió Araujo vía whats app.
Enseguida se realizó la llamada. Félix escarbó en recuerdos agridulces: “Fíjate que no sabíamos bien qué pasaba, había incertidumbre, pero lo que nos decíamos entre nosotros, la directiva, es, ya sabes, que en México todo se puede, se dice algo y se hace otra cosa, entonces, yo en lo personal, estaba seguro que al final iba a haber ascenso, iba a ascender el equipo que ganara, fuera Alebrijes o Cafetaleros, el ganador iba a jugar en primera división”, relató Araujo.

En el vestuario el pensamiento “era el mismo, era lo que nos decíamos, estaba el Hobbit Bermúdez, Edy Brambila, Yoel Bárcenas, Leonardo Ramos, Gaspar Servio, Noé Maya, Diego de la Torre, todos pensábamos que el ascenso iba a seguir”, relató.

La capacidad del estadio Olímpico de Tapachula era una traba, sin embargo “sí cumplía los requisitos, cada quince días lleno, pero bueno, el equipo se pudo ir a Tuxtla Gutiérrez, pensábamos que algo se iba a hacer para que Cafetaleros fuera de Primera División, sinceramente todos creíamos que íbamos a subir”, recalcó.

Llegó el 12 de mayo, en un ambiente desolado “se jugó, ganamos, pero pues nada, no pasó nada”, exclamó.

Un momento dulce, como el producto que está por comercializar Félix, terminó en ser agrio: “No ascendimos, hubo ruido, pero fue poco, no sé a quién le faltó pelear más, si querían o no equipo de primera división en Chiapas”, narró.

En lo personal “siento que cumplí, se llegó a un objetivo, lo disfruté mucho porque antes había descendido con Leones Negros, entonces se logró el ascenso, que no se ascendiera es algo de oficina, pero deportivamente se ganó”, dijo Araujo.

EL PRINCIPIO DEL FIN

El principio del fin del ascenso y descenso fue esa noche, no hace un mes que lo anunció Enrique Bonilla: “Hace dos años un equipo quedó campeón de ascenso, tuvo que ascender, pero no pasó nada, debimos haber peleado más, me incluyo, actualmente veo a muchos jugadores usando las redes por la desaparición del ascenso, pero este asunto inició hace dos años, había un motivo real, Cafetaleros tuvo que jugar en primera división, yo no era el dueño, era un empleado más, había un propietario que tenía que exigir el lugar, seguramente lo hizo, pero no se subió”, recordó.

Tapachula no ascendió, sin embargo “un año después San Luis sí pudo, eso se me hace raro, no sé si era más atractivo, no sé si hay intereses, no tengo la menor idea”, comentó.

Araujo se resistió a creer que la pesadilla era real: “La verdad que uno como jugador no piensa en esas cosas, en ese tiempo ya se escuchaba la desaparición del ascenso, pero lo que teníamos que hacer era ganar y se ganó”, expresó Félix.

La plática terminó, pero antes Araujo prometió “enviar por lo menos un kilo de café, sólo que esto de la pandemia acabe, falta poco”, dijo Araujo y colgó.

Siguenos y dale Like:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *