Las derrotas de Graciela Gonzalez y Ángeles Salomón, conbinado con el triunfo de Jorge Sánchez y Cervando Ayala deja sabor agridulce al PRI: EM

Enrique Guevara Ayvar.

El Hecho que Ángeles Salomón y Graciela González haya quedado fuera de la contienda electoral nos deja a los priistas un sabor Imagen relacionadaagridulce aunque el triunfo de Servando Ayala en distrito doce y Jorge Sánchez en el municipio de Zihuatanejo son personas que abonan al municipio de Zihuatanejo y al pri de todos afirmo en entrevista Eduardo Moran Montaño. Presidente del CDM DEL Pri en Zihuatanejo.

Moran Montaño dijo en relación a la pregunta de cómo enfrentar este tipo de elecciones que lo que vemos en Zihuatanejo es replicarlo porque nosotros en el PRI consideramos que el trabajo que pudo hacerse al interior del PRI y el fenómeno de Jorge Sánchez a través de la asociación civil y su apertura es lo que tiene que ver con sumas, y por supuesto con la gran victoria.

Eduardo Moran pregunta porque se ganó con más de diez mil votos?, se ganó porque todos sumaron y dejaron a un lado el protagonismo personal para un bienestar común y un Zihua para todos dijo el entrevistado quien agrego que ese es precisamente el secreto y la receta.

En otra pregunta de un colega en el sentido De la entrega de cuantas que hará la administración saliente Eduardo Moran dijo que Jorge Sánchez es un personaje que siempre se ha distinguido por ser una persona que sabe de cuentas y de administración y en esa misma dinámica se tiene lo que hay que recibir y observar lo que haya que observar porque no hay nada oculto y en esa dinámica se tiene que recibir con la mejor disposición.

Más adelante dijo que en Guerrero se tiene un gobernador en la figura de Héctor Astudillo que lo que ha hecho por Zihuatanejo es histórico y eso es un reflejo de lo que Jorge Sánchez y Servando Ayala reciben de un priismo que se ve impulsado.

Del efecto López Obrador dijo que los candidatos del PRI compitieron contra él y no contra candidatos directos sino contra un trabajo de más de diez y ocho años concluyo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *