Leonardo Martínez Peralta

Zihuatanejo, Gro, 28 de junio 2011- El cuerpo sin vida de una persona del sexo masculino fue localizado el día de hoy en la orilla de un arroyo a unos 150 metros del boulevard del aeropuerto, informándose que el cuerpo ya estaba en completo estado de putrefacción y fue localizado por elementos de la policía preventiva quienes iniciaron una minuciosa búsqueda en el área por si se encontraba otro cuerpo, ya que el día anterior en el mismo lugar fue localizado la osamenta de una mujer.

El hallazgo fue a las 08:30 horas del día de hoy, mediante una llamada anónima la cual reportó al número de emergencias que a la orilla del arrollo que proviene de la comunidad del Coacoyul se encontraba el cuerpo sin vida de una persona.
Al lugar indicado acudieron diferentes cuerpos policíacos así como miembros del Ejército mexicano, localizando el cuerpo de una persona del sexo masculino en avanzado estado de putrefacción, que medía aproximadamente 1.60 metros de estatura, de aproximadamente 32 años de edad, y de piel morena clara, el cual se encontraba maniatado con las manos hacia atrás, vestía una pantalón café claro, camisa de color blanco y calcetines de color blanco.
Al lugar acudió el agente del Ministerio Público acompañado del personal del Servicio Médico Forense ordenando trasladar el cuerpo a las instalaciones de la funeraria del Pacífico habilitado provisionalmente como SEMEFO, lugar donde acudieron los familiares del finado para reclamar el cuerpo, expresando que en vida respondía al nombre de Marco Antonio Espino Luviano y que se desempeñaba como taxista.
Se presume que los cuerpos sin vida encontrados en la orilla del arroyo se encontraban enterrados bajo el puente que atraviesa el bulevar Zihuatanejo-Aeropuerto, y que fue la corriente del agua la que descubrió las osamentas y los arrastró hasta dejarlos en la superficie y al descubierto.